viernes, 17 de diciembre de 2010

Tira 136

13 comentarios:

  1. La ultima vez que la Nena fue metida a una transportadora, paso todo el viaje de vuelta intentando asesinarme sacando la pata. Por suerte le cortaron las garras o yo estaria hecho filetes.

    ResponderEliminar
  2. Esa tensión corporal que se les queda en el veterinario, jo....lo tienen que pasar fatal allí

    ResponderEliminar
  3. Mi Elsa era temida en el veterinario como una fuerza de la naturaleza desbocada, cada vez que avisábamos para bajarla se montaba el zafarrancho de combate y aun para una simple vacuna tenían que intervenir 2 personas para sujetar a la fiera XD

    Arya va haciendo méritos también, pero aunque cada día está más grande sigue siendo una cachorra y de momento nuestra veterinaria aun se atreve ella solita a desafiarla. Ya veremos qué tal se da la inminente visita para la vacuna de la rabia, que el bicho está a punto de cumplir su primer añito.

    ResponderEliminar
  4. Pues mi Triska (fue maltratada en Cantoblanco antes de adoptarla), mi mujer puede "pincharla" si esta sentada y sin actitud agresiva, se deja acariciar entonces y podemos hacerlo.. pero.. si lo llevo al Vete, es peor que una pantera (es negra), la ultima vez, tuve que sacarla detras del frigorifico donde tienen vacunas y demas, con un guante para coger osos, fue tanto, que el vete se acojona cuando decimos que la llevamos.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja!!! Los mios ODIAN salir! No presentan grandes problemas para los vetes, salvo por el hecho de que se esconden, pero tengo buena mano con ellos y con llamarlos y preguntarles donde andan ya aparecen (sino no hay humano capaz de encontrarlos, y solo responden a mi voz)
    No los saco con transportadora, pero si con remeras viejas, porque me las rompen todas!!!

    ResponderEliminar
  6. pues mi gato se pasea por la consulta como se pasea por cas, y además se va rozando con todo lo que puede, se sube a las sillas, y toca todo lo que puede con la patita, cuando se cansa se tumba y ya. las vetes están encantadas con él!!!

    ResponderEliminar
  7. Creo que lo peor para Nina no es el veterinario, sino el viaje en carro hasta ahí. No hay nada que odie más que las vueltas y movimientos de la carretera. Cuando llega está tan nerviosa que siempre termina mordiendo al veterinario.. o a mí! :(

    ResponderEliminar
  8. Hola José y hola a todos, nunca escribí pero sí que os leí. Y es que precisamente esta semana intenté llevar a mi gato Nilo al veterinario, después de tres años sin hacerlo, le dimos dos pastillas tranquilizantes y aun así, cuando le abrimos el transportin, saltó en un segundo, bufó, gruñó, en fin, que me lo tuve que llevar sin vacunar ni nada. Fue horrible. El pobre estuvo durante 24 horas colocado con las pastillas y creo que estaba tan asustado, porque no vería bien, que cualquier cosa que le pasara por delante le bufaba y arañaba. En fin... creo que mi gato Nilo no volverá a salir de casa por ahora. Saluditos
    (no hay nada mas gracioso que un gato "mareao" con un colocón de pastillas, jajaja, estaría bien como viñeta cómica, ¡pobrecillos!)

    ResponderEliminar
  9. Justo hoy Sagutxo ha ido al veterinario a su vacunación anual, y lo ha pasado peor que nunca en el transportín. Después en el vete ya le da un poco igual no protesta.
    Y a Hirua, nuestra gatita le encanta todo el mundo, así que ella no tiene problemas, ronronea, chupa al veterinario... son totalmente opuestos.
    La viñeta como siempre genial.

    ResponderEliminar
  10. pero... ¿que es esta mierda?

    ResponderEliminar
  11. Jajaja lo de no hay nada mejor ver a un gato "colocado " cierto jjaja . Siempre que nos vamos de viaje en coche le doy su pastillita para que no se maree y después de 8 horas cuando llegamos el pobrecillo va dando tumbos por la casa jijiji.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, mi bebé, Pepito, es todo un hombre con eso de ir al veterinario, no lucha, ni se opone a lo que le hagan, da risa, y cuando le van a poner una vacuna simplemente gira la cabeza para ver que le hacen y se deja inyectar...

    Es todo un hombrecito...

    ResponderEliminar